Franja de Gaza

Franja de Gaza, (en árabe قطاع غزة qiāʿ ġaza, en hebreo רצועת עזה) es una estrecha franja de tierra situada en el Próximo Oriente, al suroeste de Israel y al noroeste de la península del Sinaí de Egipto, y que junto con Cisjordania forma los llamados Territorios Palestinos. Tiene 11 km de frontera con Egipto, en la ciudad de Rafah, y 51 km de frontera con Israel; también tiene 40 km de costa en el Mediterráneo.

Territorio palestino del suroeste de Asia, que limita al sur con Egipto, al oeste con el mar Mediterráneo, y al este y al norte con Israel. La superficie de la franja de Gaza es de 360 km2; su forma y tamaño son el resultado del armisticio alcanzado en 1949 entre Israel y Egipto, firmado tras la primera Guerra Árabe-israelí. En la actualidad, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) gobierna la franja de Gaza como zona autónoma, incluidos los lugares que, hasta 2005, constituyeron los asentamientos de colonos judíos y que fueron desmantelados en agosto de ese año.

La franja de Gaza es un estrecho territorio que se extiende desde la península de Sinaí hasta la llanura costera mediterránea de Israel. Tiene 40 km de litoral, 11 km de frontera con Egipto, y 51 km con Israel; su anchura varía entre los 6 y los 14 km. La franja es, en su mayor parte, llana y arenosa; las dunas se extienden desde la costa, en especial en el sur.

La población

Asciende a 731.296 habitantes (según estimaciones oficiales de 1995), si bien el número exacto es aún desconocido pues existen discrepancias significativas entre las estimaciones realizadas por Israel, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los palestinos y otras organizaciones. La densidad es de 2.083 hab/km2. La población se divide en categorías de acuerdo a su situación legal de residencia: nativos de Gaza, refugiados que se han establecido permanentemente y residentes de los campos de refugiados. Los nativos sólo alcanzan el 40% de la población de la zona, aunque tienen una gran influencia en los asuntos económicos y políticos. Hay también 4.500 colonos israelíes que viven en asentamientos aislados, pero, a excepción de este pequeño número, todos los habitantes de la franja de Gaza son árabes palestinos, en su mayoría musulmanes suníes, y el resto son cristianos. Alrededor del 52% de los habitantes de Gaza viven en centros urbanos. Las principales ciudades del territorio son Gaza, Jān Yūnus, Rafa, Bayt Lāhiyah y Jabāliyā.

Dependencia Economica

La franja continúa dependiendo económicamente de Israel, su principal socio comercial y también el principal proveedor de empleo para sus habitantes. De acuerdo con la tradición islámica, las mujeres de Gaza se limitan a trabajar por lo general en las labores del hogar o en las industrias locales de artesanía. Así, los ingresos familiares son obtenidos por los hombres y los hijos mayores, que trabajan en las industrias de servicios (36%), en la construcción (33%), en la agricultura (20%) y en otras actividades industriales (10%). Aproximadamente el 40% de estos puestos de trabajo se hallan en Israel; sin embargo, los problemas políticos interrumpen con frecuencia el flujo de trabajadores hacia ese país. Esto ha causado grandes privaciones a la población palestina, ya que el 35% de su producto nacional bruto (PNB) proviene de los salarios conseguidos en Israel.

Administración y Gobierno

La franja de Gaza es administrada por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), aunque Israel conserva el control de las aguas jurisdiccionales, del espacio aéreo y de las fronteras.

Israel no pone fin a su ocupación militar y civil en el 2005, fecha del Plan de retirada unilateral. Tras ello, el territorio quedaba bajo control directo de la Autoridad Nacional Palestina; empero, en junio de 2007, tras violentos combates entre el movimiento Al Fatah, leal al presidente palestino Mahmoud Abbas, y los radicales islámicos de Hamás, la totalidad del territorio se halla bajo el control de este último grupo.

Historia

Como muchos otros territorios de Oriente Próximo, el área que hoy comprende la franja de Gaza tiene una larga historia de conquistas. Situada en el sector oriental de la región mediterránea, cerca de la encrucijada entre África, Asia y Europa, ha experimentado gran parte del flujo y reflujo de diversos pueblos y culturas durante su historia. Antes de la llegada de los filisteos en el siglo XIII a.C. (de donde proviene el nombre de Palestina), la ciudad de Gaza sirvió como residencia del gobernador egipcio de Canaán, que era el nombre de la región en esa época. Los filisteos se instalaron en la zona costera, cuyo núcleo principal era la ciudad de Gaza, y expulsaron a los cananeos. Las ciudades y tierras circundantes cambiaron muchas veces de manos en los dos mil años siguientes, pero con frecuencia eran conquistadas por ejércitos que cruzaban el área en dirección a objetivos más significativos, pues Gaza nunca alcanzó la importancia de ciudades situadas más al norte, en la costa, en el interior o en Egipto.

Bajo los términos de la Partición de Palestina de las Naciones Unidas (Resolución 181 de la ONU de 1947), Gaza habría sido parte de un Estado árabe palestino. No obstante, los árabes rechazaron esta propuesta, y cuando Israel declaró su independencia en mayo de 1948, el Ejército egipcio atacó territorio del recién creado Estado desde el sur. En su avance desde la península del Sinaí, las fuerzas egipcias llegaron a la costa en un intento de alcanzar Tel Aviv-Yafo, mientras se adentraban a través del desierto de Néguev para llegar a Beersheva y Jerusalén. Aunque Israel rechazó estos ataques, la presión británica para alcanzar un acuerdo de alto el fuego impidió a Israel expulsar de la franja de Gaza a las fuerzas egipcias. Como consecuencia del rechazo árabe a la resolución y del posterior ataque, Israel conquistó gran parte del territorio asignado a los palestinos; Gaza, en cambio, quedó bajo control egipcio. La población de la franja de Gaza aumentó bruscamente debido a la entrada de refugiados palestinos.

Bajo gobierno egipcio, el territorio soportó la carga de acoger a los refugiados en una época de escaso desarrollo económico. El acceso de los habitantes palestinos a Egipto se limitó, por lo que gran parte de la población, en su mayor parte no cualificada y que dependía de la Agencia de Naciones Unidas para la Ayuda a los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo, tuvo que limitarse a construir y mantener campos de refugiados en la franja de Gaza. Mientras que los palestinos de Cisjordania recibían la ciudadanía jordana, Egipto no concedió su ciudadanía a los habitantes de la franja de Gaza, por lo que, en la actualidad, no poseen nacionalidad alguna y sólo han podido acceder al pasaporte concedido por las Naciones Unidas.

En 1956 Israel conquistó Gaza como parte de su campaña, coordinada con Gran Bretaña y Francia, contra las acciones egipcias encaminadas a nacionalizar el canal de Suez y a cerrar las rutas marítimas del mar Rojo a través de las cuales Israel tenía salida al mar por el sur. Bajo presión internacional, Israel renunció a este territorio. En la década siguiente, tropas procedentes de Egipto apoyaron la actividad de grupos palestinos que utilizaron la franja de Gaza como área de operaciones para ataques terroristas contra el Estado de Israel. Este hecho, unido a las amenazas egipcias contra Israel y al nuevo cierre de las rutas marítimas internacionales, provocó el estallido en 1967 de la guerra de los Seis Días. Israel conquistó de nuevo la franja de Gaza, además de la península de Sinaí, Cisjordania y los Altos del Golán.

Desde 1967, Gaza aumentó paulatinamente su dependencia de Israel, consecuencia inevitable de la política israelí, diseñada para dominar la economía palestina, de menor relieve. El resentimiento procedente de la combinación de las presiones populares, la débil economía y la gran población de refugiados, ha dado lugar a que Gaza haya sido durante mucho tiempo centro del activismo palestino. En la década de 1980, Israel promovió el desarrollo de grupos islámicos para compensar a las fuerzas nacionalistas. Desde que la sublevación popular palestina, más conocida como intifada, estalló en Gaza en 1987, los grupos nacionalistas e izquierdistas y las fuerzas islamistas han competido por el control de la zona.

Yasir Arafat

Yasir Arafat

En mayo de 1994 la Autoridad Nacional Palestina asumió el control de Gaza de acuerdo con los términos del acuerdo entre Israel y la OLP, firmado en septiembre de 1993; las tropas israelíes completaron su retirada de la franja el 18 de mayo. El 1 de julio, multitudes entusiastas recibieron en Gaza a Yasir Arafat, que regresó a Palestina por vez primera después de veinticinco años de exilio. Los grupos islamistas Hamas y Yihad Islámica, opuestos al plan de paz, mantuvieron su estrategia de enfrentamiento y crispación entre la población mediante atentados indiscriminados y altercados callejeros.

Ariel Sharon

Ariel Sharon

En septiembre de 1995 Israel y la Autoridad Palestina firmaron un segundo acuerdo de paz en el que se preveía la convocatoria de elecciones en este territorio autónomo y se ampliaba el régimen de autogobierno a la práctica totalidad de las ciudades, aldeas y campos de refugiados localizados en Cisjordania. En los comicios, celebrados en enero de 1996 en las áreas palestinas de la franja de Gaza y Cisjordania, Arafat fue elegido presidente de la Autoridad Palestina con una holgada mayoría, a la vez que eran elegidos los 88 diputados del Consejo Palestino. Hamas y otros grupos islamistas boicotearon las elecciones. El consejo, que aúna poderes legislativos y ejecutivos, se reunió por vez primera en marzo de 1996 en la ciudad de Gaza. Dos meses más tarde, Benjamín Netanyahu, dirigente del conservador Likud, fue elegido primer ministro de Israel. Netanyahu, fiel a sus promesas electorales, se mostró reacio a poner en marcha todo lo firmado por sus predecesores en el cargo relativo a los acuerdos de paz con los palestinos, de modo que las negociaciones quedaron estancadas en noviembre de 1997.

Pese a todo, en noviembre de 1998 fue inaugurado, como parte de un nuevo acuerdo de paz palestino-israelí, el aeropuerto internacional de Gaza. Los dirigentes palestinos esperaban que su apertura sirviera de estímulo a su debilitada economía, a la vez que un paso simbólico en la marcha hacia la consecución de un Estado palestino soberano. No obstante, Israel congeló al mes siguiente la plena aplicación de dicho acuerdo, en concreto la parte relativa a la retirada de tropas de varias áreas de Cisjordania. Su negativa a seguir adelante con la salida prevista se fundamentaba en que las autoridades palestinas eran incapaces de llevar a cabo sus compromisos en materia de seguridad. De este modo, el acuerdo de paz quedaba de nuevo estancado, dejando sin resolver el estatus final de la franja de Gaza y los sectores de Cisjordania bajo control palestino.

Entre agosto y septiembre de 2005, culminó el llamado Plan de Desconexión promovido por el gobierno de Ariel Sharon: los 21 asentamientos israelíes de Gaza fueron desmantelados y sus aproximadamente 8.000 colonos abandonaron el territorio; asimismo, se retiraron las últimas tropas que Israel mantenía en la zona. Después de 38 años, Israel ponía fin a su presencia en la franja de Gaza, que pasó a depender de la ANP.

Extraído de M. Encarta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: