La verdad de la Milanesa de Soja

Este escrito surge a partir del interés en el tema que me provocó el programa televisivo “La Liga” el día martes 30 de Agosto del 2008.

Desde hace bastante tiempo venimos escuchando sobre el “boom” de la soja, de las grandes
ganancias que traen la país, sobre sus atributos como alimento con altas
propiedades nutritivas capaz de reemplazar, incluso, a la carne. Miles de
recetas nos enseñan a elaborar platos con sus granos o su harina. Sin embargo, ¿qué sabemos realmente sobre
este vegetal? ¿Es tan bueno como dicen? ¿Vale la pena deforestar el Amazonas
para su plantación?

granos de soja

granos de soja

¿Qué es? Soja (también conocida como soya), es el nombre común de una leguminosa
anual y de las semillas que forma. Las semillas contienen alrededor de un 20%
de aceite y un 40% de proteínas. Es utilizada para la elaboración de harina,
jugo, aceites, mayonesas, alimentación del ganado, en barnices y es base de
combustibles (bio-diesel) entre otras cosas. Y es un buen estimulante del
sistema inmunológico.

¿Qué no es? No es un sustituto de la leche ni de la carne, a pesar de lo que se nos
ha dicho, la soja no puede aportar ni la mitad de las proteínas y vitaminas que
contiene la carne vacuna, la leche, o sus derivados. De hecho investigaciones
demuestran que una alimentación a base de soja, sin una dieta equilibrada,
ocasiona serios trastornos hormonales, sobre todo en niños menores de 5 años.
No es un vegetal con propiedades especiales que no puedan encontrarse en otras
especies, como la espinaca, porotos, avena, lechuga, tomates, maíz, trigo, etc.

Ahora,debemos hacer una diferencia entre la soja común y la soja transgénica, que es
una variedad de soja modificada genéticamente para hacerla más resistente a los
herbicidas y a las plagas. La soja transgénica contiene 27% más de tripsina que
la soja común. Este inhibidor produce alergias e inhibe la digestión de las
proteínas y vitaminas. Y su cocción produce el doble de lectinas (también
producen alergias). Como así también puede generar resistencia a los antibióticos.
Esto es muy grave para personas, especialmente jóvenes, con carencias
nutricionales, o con preponderancia a determinadas alergias.

Existen dos grandes problemas con respecto al cultivo de la soja a nivel mundial. Por
un lado, uno de los agro-tóxicos más potentes utilizado contra las “malas
hierbas” es el glifosato, tóxico para plantas, animales y humanos, además de
cambiar la composición química de la soja. Informes médicos declaran que puede
ocasionar efectos irritantes en piel y mucosas, hipotensión arterial,
disminución del gasto cardiaco, sangrado digestivo, cáncer, aborto, nacimientos
con malformaciones y destrucción del material genético. Además, en lo
ecológico, puede secar la tierra provocando su impermeabilidad al agua
(desertificación), envenenar ríos y napas subterráneas, daños irreparables para
cualquier ecosistema. Sin embargo, Monsanto, una de las más grandes compañías
extranjeras que produce la soja transgénica y los pesticidas, niega
rotundamente todos estos “inconvenientes”. También existen las perversas
compañías que crean el agro-tóxico y a la vez los medicamentos, un negocio
redondo y retorcido.

Soja en el Amazonas

Soja en el Amazonas

Y por otro lado está el problema de la deforestación selvática y el la falta de
rotación de los cultivos. Ya Brasil y Colombia han permitido la tala
indiscriminada en la Amazonia, y Argentina lo permitió en Formosa, Chaco, Entre
Ríos y Santiago del Estero. Lo que produce todo un cambio climático en las
regiones, como las anteriores e incontrolables inundaciones en Santa Fe, y la
desaparición de especimenes de la flora y fauna autóctona. La deforestación
también favorece al efecto invernadero.

(foto- cultivo de soja en el Amazonas)

El cultivo de soja es un factor muy valioso si se efectúa en el marco de una
rotación estacional, ya que fija el nitrógeno en los suelos agotados tras
haberse practicado otros cultivos intensivos, en cambio el monocultivo de soja
acarrea desequilibrios ecológicos y económicos si se mantiene prolongadamente y
en grandes extensiones, en pocas palabras, asesina a la tierra. Pero a los
grandes productores y pules de siembra eso no les interesa. Es más, “se
liberarían de las plagas de gusanos, con las modificaciones genéticas de la
planta pueden hacer crecer soja en la arena, solo necesitan luz solar y
fertilizante”- asegura el ingeniero Adolfo Boy, (especialista en el tema, y uno
de los impulsores de la campaña “Paren de
fumigar
”, que investiga a fondo los aspectos negativos del cultivo de soja
en Argentina).

Avión fumigando el campo de soja con glifosato

Avión fumigando el campo de soja con glifosato

Entonces, si la soja acarrea tantos problemas ¿porqué se impone con tanta fuerza su
consumo?¿porqué es tan rentable? El principal país productor de soja es Estados
Unidos, seguido por Argentina, Brasil, China, Canadá y la India, por su puesto
que en los países del primer mundo las condiciones en que se cultiva la soja y
el uso de agrotóxicos es vigilado muy de cerca, existen leyes muy estrictas y
organismos serios para el control, cosa que aquí no ocurre. Argentina produce
cerca de 47 millones de toneladas de soja, lo que representa el 50% de la
producción agrícola del país, que a 600 dólares, aproximadamente, por tonelada,
nos da una ganancia de 280 millones de dólares al año. Éste año se prevé la
mayor cosecha de la historia, 19 millones de hectáreas que se dedican solamente
a producir soja, lo que deja sin tierra a otros tipos de cultivos o ganadería;
todo se ha abocado a la soja transgénica (que por cierto requiere de 130
millones de litros de glifosato). Otro beneficio de la soja transgénica es que
no necesita de mano de obra para ser cultivada, solo un par de maquinas que
cosechen, un avión fumigador y el resto lo otorgará el sol y el buen clima. ¡Y
pensar que hace poco se cortaban rutas a favor del campo porque las retenciones
empobrecían al agro exportador!

Los principales compradores de la soja transgénica son países europeos, Alemania
especialmente y estados asiáticos. Con la soja se alimenta al ganado, y se
producen aceites, pero aún así es demasiada soja la que se exporta para las
escasas vacas que puede tener Europa, ¿A dónde va a parar tanta soja? ¿Porqué
Estados Unidos no exporta el 90% de su producción como lo hace Argentina? Como reseñé
en el inicio, la soja sirve para hacer combustibles, bio diesel, para ser más precisos, y así mover la muy próxima
industria no contaminante europea. Y es que el petróleo se acaba, y EEUU, la
gran competencia de la Unión Europea, y de Oriente, ya se ha asegurado las
últimas gotas del producto por los próximos 50 años (Irak, Afganistán). Para
hacerle frente al coloso de América, es menester crear una industria nueva que
no necesite del petróleo, y lo supere en beneficios costo-producción. La
industria pesada estadounidense ya es anticuada a los tiempos venideros,
contaminante, costosa y absolutamente dependiente del “oro negro”, lo que se
dice una industria prácticamente obsoleta. El bio-diesel es el futuro, Estados
Unidos lo sabe, y se pone manos a la obra en la investigación científica, por
eso no exporta soja como el resto de los países.

El "mosquito" fumigando en la ruta 19-Córdoba

El "mosquito" fumigando en la rut 19 - Córdoba

Y para que exista un futuro es necesario dejar de contaminar, el
creciente agujero en la capa de ozono, el deshielo precipitado, el
calentamiento global, y la lluvia acida se convierten en una verdadera amenaza
que parece destruir el mundo en poco tiempo, lo mejor es concientizar a las
naciones para que modifiquen ese consumismo petrolero. Pero los planes no
resultan como se esperaba, los países del tercer mundo, exportadores de soja,
con sus sistemas políticos débiles, sus burguesías sedientas del vil metal, con
sus leyes y organismos poco adaptados a la situación que están viviendo, no
entran en razones y siguen destruyendo a éste, nuestro planeta y única casa.
Arrasan con las selvas, destruyen los ecosistemas, contaminan sus propios ríos,
asesinan lentamente a su propio pueblo, y reparten las ganancias entre los
mismos de siempre que se llevan todo en el bolsillo y hacia exterior.

Otra vez el cuento de la potencia agro-exportadora, el “granero del mundo”, este
verso ya lo escuche en alguna parte. ¿Cuándo vamos a aprender? Ya es hora de
que despertemos, nos liberemos de la manipulación y comencemos a producir
pensando en el futuro. Lo cierto es que tenemos un país enorme y riquísimo en
recursos naturales, podríamos abastecer a la cuarta parte del mundo, la
agro-exportación nos sienta muy bien. Pero si se hiciera con visión de futuro
otra sería la historia. Aún seguimos vendiendo materia prima barata y comprando
el producto elaborado a altos precios, ¿o a quien creen que se le va a vender
el bio-diesel a precios exorbitantes? ¿o los aceites, la harina, y todos los
elementos derivados de la soja que ya estamos consumiendo? Pocos de los
productos que conocemos a base de soja son de producción nacional.

Bibliografía y medios consultados:

. Exposición al herbicida glifosato: aspectos clínicos toxicológicos.- Dras Mabel Burger, Salomñe Fernández

. Extracciones de la Charla del Ing. ADOLFO BOY en la “Semana de los Pueblos Originarios”, en el Centro de Comercio e Industria de San Pedro – 4 de Octubre de 2006-

. Jaramillo T.,Antonio Carlos MD. 2002. Adhesinas y otras lectinas microbianas que tienen que ver con la virulencia, la disfunción edotelial y epitelial.

. Fundación PROTEGER: http://www.proteger.org.ar/doc600.html

. Diario La Nación: http://www.lanacion.com.ar/881547

. http://www.peaceobservatory.org/es/3962/mayor-exposicion-al-glifosato-genera-danos-irreversibles

. http://www.youtube.com/watch?v=3awjR1SchJs&feature=related

. http://www.sojasolidaria.org.ar

. http://es.wikipedia.org/wiki/Glifosato#cite_note-0

. http://www.monsanto.com.ar

 

Anuncios