radio online

Radio online prueba

Anuncios

Nuevo Winamp 5.4 Pro+serial

DESCARGATE EL ÚLTIMO WINAMP PRO

Ya todos conocen éste excelente reproductor multimedia de Nullsoft.

En ésta última versión tendran acceso a las emisoras de Shoutcast de otros usuarios de Winamp, emisoras de todo el mundo, y genero.

Además permite grabar en mp3, (si estás registrado) crear facilmente listas de reproducción, poner toda la descripción y la foto del albumn para q ue aparezca cada vez que reproducimos un tema.

Y es mucho mas vistoso y está en español!!!

winamp 5.53pro

WINAMP

WINAMP 5.4

les doy el link de descarga

si no funciona prueben esto-:

para la descarga del programa…. al final esta la clave para abrir los archivos “rar”
Winamp 5.5 Lite – 2.9MB
http://download.nullsoft.com/winamp/client/winamp55_lite_es-us.exe

Winamp 5.5 Full – 9.8MB
http://download.gdownload.nullsoft.com/winamp/client/winamp55_full_all.exe

Winamp 5.5 Pro + Key – 10.5MB
http://rapidshare.com/files/62013122/Winamp_5.5_pro.rar

Solo Key
http://rapidshare.com/files/62013495/Keygen_Winamp_5.5.rar

Complemento Winamp

Aca les dejo 3 Skin (MMD3 – Windows Media Player – Windows Vista)

Y 2 plugins (el primero para que se vea la cancion que escuchas en el msn y el otro para que leas las canciones)

http://rapidshare.com/files/62018009/Complemento_Winamp.rar

PASS:www.Soft-WarezNet.uni.cc

extraido de taringa: http://www.taringa.net/posts/downloads/921700/Winamp-5_5-Espa%C3%B1ol-(Lite,-Full,-Pro-+-Key).html

Charly Garcia

 Biografía

Carlos Alberto García Moreno nació el 23 de octubre de 1951. Es una de las figuras fundamentales de la música contemporánea argentina. Su debut discográfico se produjo en el año 1972, cuando participó del primer disco de Raúl Porchetto, titulado “Cristo Rock”.

Mientras cursaba la escuela secundaria conoció a Carlos Alberto «Nito» Mestre. Junto a él y a Carlos Piegari, Beto Rodríguez y los hermanos Belia formó Sui Generis, que, tras sufrir varias deserciones, quedó convertido en un dúo. Al estilo folk norteamericano, muy de moda en aquella época, grabaron tres discos: “Vida” (1972), “Confesiones de Invierno” (1973) y “Pequeñas Anécdotas sobre las Instituciones”. Por diversas razones, el dúo se separa en 1975, no sin antes organizar un recital despedida, durante el cual se registró un álbum doble, “Adiós Sui Generis”.

En 1976 graba un disco con PorSuiGieco, junto a los líderes del rock acústico: Raúl Porchetto, León Gieco, Nito Mestre y María Rosa Yorio.

La Máquina de Hacer Pájaros es el nombre de su siguiente banda, un proyecto novedoso que orilla el rock sinfónico. En su corta vida tuvo dos discos editados: “La Máquina de Hacer Pájaros” (1976) y “Películas” (1977).

Entre 1978 y 1982, García lidera Serú Girán, una de las bandas claves en el Rock Nacional. Con esta agrupación editó cinco discos: “Serú Girán” (1978), “La Grasa de las Capitales” (1979), “Bicicleta” (1980), “Peperina” (1981) y “No llores por mí, Argentina” (1982).

En ese mismo año comenzó su carrera como solista. Raúl de la Torre le encargó la banda de sonido de su película “Pubis Angelical”. Simultáneamente, grabó “Yendo de la Cama al Living”. Ayudado por la difusión que se le daba en ese momento al Rock Nacional a través de los medios de comunicación (durante la Guerra de Malvinas estaba prohibido pasar música en inglés), el disco tuvo una gran recepción en el público. Canciones antológicas surgieron de él, como por ejemplo “No bombardeen Buenos Aires”, “Inconsciente colectivo” o “Yo no quiero volverme tan loco”. Para este trabajo, la banda estaba formada por Willy Iturri en batería, Gustavo Bazterrica en guitarra, Cachorro López en bajo y Andrés Calamaro en teclados. Este material fue presentado en un imponente recital – ante 25.000 personas – en el estadio de Ferrocarril Oeste, el 26 de diciembre de 1982. En la apertura del show, Charly llegó al escenario a borde de un Cadillac rosa y, en el cierre, una lluvia de proyectiles de utilería destruyó la ciudad que formaba el decorado, mientras sonaban los últimos acordes de “No bombardeen Buenos Aires”.

En su siguiente trabajo como solista (“Clics Modernos”, 1983), se inclinó más por el pop-rock, aunque la canción contestataria encuentra un lugar en, por ejemplo, “Los dinosaurios”. Este material fue presentado los días 15, 16, 17 y 18 de diciembre en el estadio Luna Park, acompañado por Pablo Guyot (guitarra), Alfredo Toth (bajo), Willy Iturri (batería), Daniel Melingo (saxo), Fabiana Cantilo (coros) y un joven rosarino en los teclados: Fito Páez. Este disco no fue bien entendido por el público, pues incluía – por primera vez en Argentina – temas «bailables», es decir: el ritmo tomaba otra dimensión, recortando las letras, hasta entonces concepto primordial del Rock Nacional.

 

La trilogía esencial de García se completa con “Piano Bar” (1984), un álbum rockero que tiene en “Demoliendo Hoteles” y en “Raros peinados nuevos” a sus máximos logros.

En 1985 no grabó ningún disco (fue editada una recopilación, “Grandes Exitos”). Quedó trunco un proyecto con Luis Alberto Spinetta, del cual sobrevivieron algunos recitales y el tema “Rezo por vos” (incluído en dicho disco). Ese mismo año fue protagonista del Festival Rock & Pop, organizado por Daniel Grinbank, donde compartió el escenario con Nina Hagen, INXS y Los Abuelos de la Nada, entre otros, que se llevó a cabo a principios de noviembre en Velez.

Junto a Pedro Aznar – y no sin levantar cierta nostalgia – grabó “Tango” (1986). Este material fue presentado en la discoteca Paladium el 26 de marzo. Su difusión fue muy escasa, pese a que dio la impresión que el proyecto daba para más. Paralelamente, renovó su banda, entonces integrada por Richard Coleman (guitarra), Fernando Samalea (batería), la vuelta de Calamaro y Melingo. Esta agrupación se denominaba “Las Ligas”.

En 1987 llegó “Parte de la Religión”, considerado por muchos como el mejor disco del García solista. Este material fue grabado e interpretado casi en su totalidad por él, y alterna un rock fuerte con estribillos melódicos. Es, seguramente, uno de sus discos más prolijos y compactos, desde la tapa hasta el contenido de las letras. Ya para los shows en vivo, en julio, la banda que lo acompañaba era nueva: Carlos García López en guitarra, Fernando Lupano en bajo, Fernando Samalea en batería, Fabián Quintiero y Alfi Martins en teclados y nuevamente Fabiana Cantilo en los coros.

El 15 de octubre de 1988, Buenos Aires tuvo el privilegio de ser la sede del cierre de la gira de Amnesty International, que deambuló por más de 50 ciudades de todo el mundo, clamando por los Derechos Humanos. Ese día, más de 80.000 personas asistieron a la cancha de River para aplaudir a grandes músicos internacionales, como Peter Gabriel, Sting y Bruce Springsteen, acompañados por Tracy Chapman y Youssou N’Dour. Como representantes locales, León Gieco cantó su eterna “Sólo le pido a Dios” y “Hombres de Hierro”, y Charly arremetió con “Demoliendo Hoteles”, “Nos Siguen Pegando Abajo”, “Los Dinosaurios” y “La Ruta del Tentempié”.

Tras componer en 1988 la banda de sonido de la película “Lo Que Vendrá”, de Gustavo Mosquera (en la cual también interpretó a un enfermero), trabajó en su siguiente álbum solista, “Cómo Conseguir Chicas” (1989), esencialmente un trabajo de recopilación de canciones sueltas, que García, por diversos motivos, nunca había grabado.

Para poder lanzar su siguiente disco “Filosofía Barata y Zapatos de Goma” (1990), García debió sortear un juicio por “ofensa a los símbolos patrios” ya que ese LP incluía una versión del Himno Nacional Argentino, que, finalmente, terminó siendo autorizada por los Tribunales.

“Mi Buenos Aires Rock” fue el nombre del festival organizado por la Municipalidad que convoca a cien mil personas en la 9 de Julio, para presenciar a García, Spinetta, Fabiana Cantilo y La Portuaria. Si bien estaba pautado que cada artista tocara media hora, García actuó por más de dos horas y terminó con su versión del Himno Nacional en un escenario iluminado con luces celestes y blancas.

Ese disco mostró claramente la influencia de Prince en el estilo de García, influencia que se vería más notoriamente en “Tango 4”, un disco compuesto e interpretado a dúo con Pedro Aznar. La idea era grabar un álbum con Gustavo Cerati, de Soda Stereo, que se llamaría “Tango 3”. El puntapié inicial fue “No te mueras en mi casa” (incluido en “Filosofía Barata…”) y continuó con “Vampiro”, de “Tango 4”. Sin embargo, por causas que siempre evadieron comentar, el proyecto quedó en la nada.

El 22 de diciembre de 1991, como hacía casi nueve años, García reunió a 26.000 personas en Ferro para el recital Despedida del Año. En esa oportunidad, ingresó al escenario dentro de una ambulancia: era la forma que había elegido para burlarse de su internación en una clínica, a mediados de ese año. Las versiones periodísticas indicaban que Charly había ingresado con una fuerte sobredosis, hecho que quedaría confirmado con una publicitada relación amistosa con el Pastor Carlos Novelli (director del Programa de rehabilitación Andrés), que terminó en escándalo de acusaciones recíprocas.

La banda de músicos para ese segundo Ferro fue la misma que lo estuvo acompañando desde hacía un tiempo, ahora bautizada “Los Enfermeros”. Entre los invitados, estuvieron Mercedes Sosa, Fito Páez y el dúo de rappers Illya Kuryaki & The Valderramas.

En 1992, García representó al rock argentino en Les Alumées, una muestra de la cultura porteña que se realizó en Nantes, Francia. Viajaron tangueros, obras de teatro, pintores y rockeros: Charly convocó a 6.000 personas y fue recibido por el Alcalde de la ciudad. En ese mismo año se dio lo que muchos esperaban: el reencuentro con Lebón, Aznar y Moro para revivir a Serú Girán. Con una placa en estudios (“Serú ’92”), recitales en Córdoba, Rosario y dos estadios de River colmados, durante los cuales se registró otro álbum doble, el reencuentro no dio para mucho más.

1993 fue un año de silencio discográfico, pero de mucha presencia en los medios. El veraneo en Punta del Este dejó varias páginas impresas sobre escándalos que siempre lo tuvieron como protagonista. Le siguieron varias internaciones en clínicas de desintoxicación. «¿No te da miedo vivir así?», le preguntaron. «No, me gusta. Es parte de la religión. Los que tienen miedo se van antes. Lo que pasa es lo de siempre: si me tiño el pelo o si me interno, soy tapa de todos los diarios. Si me dieran la mitad de ese espacio cada vez que saco un disco, vendería millones», contestó (Clarín, 16/02/93).

Hacia octubre comenzó la gira que terminaría nuevamente en Ferro, a fines de diciembre. La banda soporte, “Los indeseables”, sufrió la deserción de Carlos García López y de Hilda Lizarazu, ambos abocados a sus proyectos individuales (la García López Band y Man Ray, respectivamente). García convocó a María Gabriela Epumer (ex-Viuda e Hijas), para cumplir ambas funciones, guitarra y coros.

En julio de 1994 se lanza su muy publicitada ópera-rock “La Hija de la Lágrima”. Como tal, este trabajo incluye muchos pasajes instrumentales y de virtuosismo. “La sal no sala” (junto a Juanse) y “Fax U” son los hits que sobresalen. En septiembre, “La Hija…” se presenta en diez funciones colmadas del Gran Rex.

En febrero del ’95 se presentó en el Festival Internacional de la Canción, en el estadio Mundialista de Mar del Plata, junto a Paralamas, Antonio Birabent y Fabiana Cantilo. Repasó algunos de sus éxitos y adelantó material de su nuevo disco “Estaba en llamas cuando me acosté” (1995), al frente de la banda ahora bautizada “Casandra Lange”. Todos los temas fueron grabados en vivo, durante la gira por los balnearios de la costa. La placa tiene solamente dos canciones propias: “15 forever”, que había quedado afuera de “Tango 4”, y “Te recuerdo invierno”, una melodía que García compuso antes de Sui Generis. Por otra parte, incluye once covers, entre ellos: “There’s a Place” y “Ticket to Ride”, de Los Beatles; “Positevely 4th Street” (Bob Dylan) y “Simpathy for the Devil”, de los Rolling Stones. “Sweet Dreams”, de Eurythmics, es el único tema que no respeta la época: «Lo que pasa es que conocí a Annie Lennox en Nueva York cuando estaba por grabarlo y me lo cantó a capella. No podía dejarlo afuera», se justificó Charly.

Aprovechando el furor de los recitales acústicos, García se presentó en el ciclo “Unplugged” de la cadena televisiva norteamericana MTV, con un show que incluyó temas de todas sus etapas y que fue puesto en el aire para toda Latinoamérica en julio y editado en CD para fines de ese mismo año. El material fue tocado en vivo en el teatro Gran Rex, a fines del ’95.

En el verano del ’99 fue la gran atracción del ciclo gratuito Buenos Aires Vivo III, organizado por el gobierno porteño en Puerto Madero. Más de 150.000 personas aclamaron a García en un show dedicado a los desaparecidos y registrado en vivo para el disco “Demasiado Ego”. Ese mismo año volvió a la polémica, al organizar un recital privado para el presidente Carlos Menem. Ese show quedó registrado en “Charly & Charly” un disco de edición limitada que no salió a la venta.

Tres años debieron pasar para que García regresara al disco, y al formato de canción en sus creaciones. “Influencia” (2002) tuvo en “Tu vicio” el corte difusión, pero el resto del material es bastante más interesante que esa melodía pegadiza pero superflua.

 

Decadencia de la Música

– Es evidente la decadencia de todas las artes en éste mundo actual globalizado, en el que vivimos.
– Por sobre todo puede verse esta decadencia en la música que se escucha hoy en Internet, en la radio, o los discos que presentan a esos grupos desconocidos nuevos de “pop-rock” salidos de vaya saber que cueva. Y es que en esté mundo globalizado y cosmopolita cualquier aprendiz de músico puede sacar un disco y en poco tiempo ocupar los primeros puestos en el “top ten” de los más votados. Obsérvese la importancia que se le ha dado a grupos como Backstreet Boys, 50 centavos, o acá en Argentina, a Ataque 77, o Árbol.

– Miguel Mateos, un grande del rock argentino –
– Están llenos de sonidos pero no de música. Sus letras no tienen sentido alguno y pareciese ser que hacer chillar la guitarra a golpes de manotazos es “tocar la guitarra”, cuando más bien se asemeja mas a los gritos de dolor durante la matanza de un gato.
Éstos nuevos grupos y solistas se meten en todas las radios y están en todas las grandes desquerías del país. Se hacen llamar músicos pero lo que hacen no es música, si no mas bien, “ritmo”.

– He aquí una gran diferencia entre música y ritmo, o sonido:

· Música: La música (del griego: μουσική [τέχνη] – mousikē [téchnē], es “el arte de las musas”) es, según la definición tradicional del término, el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo, mediante la intervención de complejos procesos psico-anímicos.
La música, como toda manifestación artística, es un producto cultural. El fin de este arte es suscitar una experiencia estética en el oyente, y expresar sentimientos, circunstancias, pensamientos o ideas. La música es un estímulo que afecta el campo perceptivo del individuo, así, el flujo sonoro puede cumplir con variadas funciones (entretenimiento, comunicación, ambientación, etc.).
La definición más amplia se refiere a concebir la música como sonoridad organizada (según una formulación perceptible coherente y significativa). Esta definición parte de que —en aquello a lo que consensualmente se puede denominar “música”— se pueden percibir ciertos patrones del “flujo sonoro” en función de cómo las propiedades del sonido son aprendidas y procesadas por los humanos y los animales (aves e insectos también hacen y entienden su música).

· Ruido: En el medio ambiente y se define como ruido todo sonido no deseado por el receptor.
En el ámbito de la comunicación sonora es aquel que no contiene información clara. Cuando se utiliza la expresión de ruido, se hace referencia a aquellos sonidos percibidos por el receptor cuya composición espectral contiene gran cantidad de frecuencias distintas, en general próximas entre sí, que el receptor no es capaz de indentificar, individualizar y/o comprender. El ruido no necesariamente se atribuye a una intensidad de sonido alta, aunque en muchas ocasiones se le entiende como tal. El ruido se caracteriza por ser molesto para el ser humano e incluso capaz de alterar su salud, ahora sí, el grado de molestia de un ruido depende de su nivel de presión (intensidad).
– Definiciones extraidas de wikipedia –
– Es decir, “hacer música” no es solamente tomar un par de ol las, latas y elementos de cocina, golpearlos con un tenedor y llamarle a eso “música”. La bueno música es un arte, un arte que debe ser utilizado por “artistas” no por cualquier incoherente que quiere vender discos profiriendo aullidos a un micrófono. Si se hace música hay que ponerse a trabajar en serio, hay que poner ganas y corazón en lo que se está haciendo. Debe poseerse cierto “oído” para lograr una armonía entre los sonidos, para que lograr una “obra de arte”. No es solamente una mera forma de expresión humana, es también una demostración de nuestro sentido estético, de nuestro nivel cultural, representa toda una forma de pensar y de sentir. No es solamente sonido sin sentido.
Por ello es muy importante que un “buen tema musical” tenga ciertas características armoniosas, más halla de su estilo, que puede pertenecer al “rock”, “pop”, “clásico”, “melódico”, “jazz”, “blues”, y todo un sinfín de estilos musicales. Debe obtener una calidad superior a cualquier mero conjunto de sonidos, debe superar lo “ruidoso” para convertirse en arte.
– Otro problema es lo politizada que está la música actual, no se puede encontrar ni siquiera un solo tema moderno que no responde a alguna facción política. Normalmente los llamados “anti-imperialistas”, que escudándose en el sentido humanitario hacia las victimas de la guerra divulgan propagandas y mero “panfleterio” político de izquierda.
Y es que nada se salva de ser pintado de Rojo o Púrpura, todo debe tener un sentido político.

-¿Qué paso con la buena música de los 80’ que nos contaban la historia de un hombre y sus infortunios o sobre sus problemas amorosos, o que simplemente le cantaban a la vida?!!. El problema no es que se creen algunos que otros temas musicales basados en hechos sociales o políticos actuales, ¡¡el problema es que todos los temas actuales tratan de lo mismo!! Y para colmo lo hacen de una forma tan baja que en vez de “música” crean “ruido”.
¿Es qué ya no queda ningún Phil Collins, ningún Freddie Mercury, o un sucesor de Joan Manuel Serrat, en estos tiempos modernos?.
-Ya no existe ningún buen grupo de rock nacional con un sentido armonioso, como Soda Stereo, Virus, y como el antiguo Charly García, digo antiguo porque el actual Charly deja bastante que desear, si apenas puede mantenerse en pie después de las sobredosis o las múltiples botellas de whisky.
-Pero en fin, para resumir, parece ser que el arte se dirige hacia un declive sin fin, cae más y más en un agujero muy oscuro.
-Si Beethoven volviera a la vida, se alegraría se ser sordo, Louis Armstrong seguro se ahorca y Federico Moura se tiraría desde un edificio.